Google+ Followers

domingo, 27 de septiembre de 2009

Dr. Roque Díaz Tizol orgullo de Puerto Rico


Hablar con don Roque Díaz Tizol, es hablar de toda una vida de educación. Viene de una familia extremadamente pobre, donde la educación fue, es y será su única bandera y riqueza.

Ese amor por la educación y su afán de ayudar a otros, fue lo que impulsó en gran medida a don Roque a fundar lo que se conoce hace 18 años como el Colegio Dr. Roque Díaz Tizol, ubicado en el corazón de Yabucoa.

“Yo he dedicado toda la vida a la educación de los niños y los jóvenes puertorriqueños. Trabajé para el Departamento de Educación por 30 años, y en esos 30 años ocupe todos los puestos que tiene el sistema: desde maestro y director de escuela elemental e intermedia hasta Secretario de Educación Interino en muchas ocasiones”, recordó el educador.

Asimismo, mencionó que cuando se retiró con 30 años de servicio público y sólo con 49 años de edad se convirtió en el primer Decano de Educación de la Universidad del Turabo. Sin embargo, ese trabajo no llenó sus expectativas de educador y determinador de las cosas que debía hacer por los niños de Puerto Rico. De ahí nace la idea de fundar un Colegio en Yabucoa.

“La idea de fundar el colegio coincidió con el nacimiento de mi nieta, y entonces soñaba con un sitio donde educarla, poniendo la rigurosidad con la que a mi me hubiese gustado que se educara a los niños de Puerto Rico. Más tarde nació y se incorporó el nieto (a la idea de fundar el colegio), pero siempre fue pensando simbólicamente en darle a ellos dos la misma calidad educativa para que se fueran formando como seres humanos buenos”, expreso el orgulloso abuelo.

Para el educador, la aceptación del Colegio fue bastante rápida. “Este era el único Colegio que tenía Yabucoa. Así que las opciones no eran muchas para los padres”, comentó en broma don Roque.

Sin embargo mas allá de ser el único colegio en Yabucoa, el pueblo lo aceptó porque a don Roque lo conocía mucha gente en y fuera de la “Ciudad Azucarera”, por la gama de puestos que ocupó dentro del sistema educativo del País. Adicional a esto, reclutó a un grupo de maestros retirados de prestigio. Con ese trasfondo el Colegio Dr. Roque Díaz Tizol comenzó con una matrícula de 47 estudiantes de kínder a sexto grado. Ya el próximo año la matrícula superó los 100 estudiantes y a los dos años de fundación el Colegio ya estaba acreditado.

Para don Roque, su mayor logro es haber mantenido la calidad educativa durante estos 18 años. Que el Colegio haya sido acreditado, reacreditado y vuelto a reacreditar, lo que a su entender son características que pocos colegios, han alcanzado en Puerto Rico.

Fragmento del artículo publicado en la Revista Nuevo Amanecer por Lenny Jennette Adorno (autorizada por Dr. Roque Díaz Tizol para publicar en este blog)

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este comentario es para un tio perfecto. usted es la persona que siempre estuvo presente para darnos la mano y su amor y por eso le pido con mucha humildad. gracias tio roque de parte de tu sobrino MAMBITO.

Anónimo dijo...

Dios mio, acabo de leer el comentario de mi primo Mambito. Gracias Mambito, aca estamos siempre.

¿Qué es un virus?